Venezuela, 3 de Mayo de 2017

Pese a que viva fuera de Venezuela actualmente y desde el 2014 (Guarimbas) haya dejado de pararle a lo que acontecía en el país, creo que debo escribir sobre lo que está pasando y sobre lo que pienso al respecto.

Ya llevo casi 2 años fuera del país y por más que trate de ignorar lo que sucede, este año a sido algo que a tocado la fibra de todos los Venezolanos y más a los que estamos en contra del los gobiernos de Chávez/Maduro.

Considero que soy una persona que le gusta protestar en la calle, más allá de quedarme por twitter quejándome de lo que pasa. En el 2014 en San Cristóbal (Ciudad en la que viví 25 años de mi vida) sentí que el cambio se podría lograr con 2 meses de protestas, pero para sorpresa de todos los Tachirenses, Caracas no nos paró y tampoco apoyó como era necesario, por que primero, ellos estaban muy lejos de la realidad social, de desabastecimiento y problemas con paramilitares como se vivía en San Cristóbal en ese momento y segundo, por que allá tenían otro tipo de problemas los cuales desconozco. En fin, para ese año todos en San Cristóbal pensábamos que si se podía lograr, pero pasaron un par de meses y todo quedó en guarimbas que bloquearon la productividad de la ciudad y el estado. En ese punto, para mi todo se desvaneció con un cambio de gobierno y la verdad la vía electoral la perdí desde las elecciones Maduro – Capriles así que me resigné y me enfoqué en irme del país.

Pasaron exactamente 3 años para que Caracas saliera a la calle a dejarlo todo, barrios, gente del este del este, gente del centro, estudiantes, adultos mayores, todos luchando por lo que quieren: Un país libre. Hoy ya se cumplen 32 días de protestas de calle, que han cambiado a lo largo de esos días, pero lo más impresionante de todo, es la cantidad de asesinatos que han ocurrido en este tiempo, la muerte de Paola en manos de colectivos fue la gota que derramó mi paciencia con todo este problema. A Paola no la conocí, ni estuve cerca, pero ver a una Tachirense muerta fue mi detonante y empezar a ver que era lo que estaba pasando en el país. No sé cuantos muertos hay hasta la fecha, se que han salido de los 2 bandos (Opositores y GNB), pero la forma en que han ocurrido los asesinatos de personas que sencillamente quieren un país diferente es algo que hasta el más pecho frío se esconde en su depresión e ira.

Mi única fuente de información es twitter y he llegado al punto de dejar de trabajar por ver lo que sucede y es algo que sé que le sucede a muchos que conozco que están fuera del país. El gobierno se lava las manos bailando en cadena nacional, inventándose constituyentes y un sin fin de cosas que no quiero mencionar.

Por mi parte yo solo tengo algo que decir de todo esto y aquí va:

Quito, Ecuador. 3 de Mayo de 2017

A todos los que pueda llegar este mensaje y se encuentre en las calles de Venezuela protestando quiero que sepan que tienen mi más sincero apoyo y solidaridad. No puedo hacer mucho desde acá, pero ustedes… Ustedes si pueden, hoy me impresionó una foto que me dejó con la el guarapo a mil. Esta foto es la respuesta a la comunidad internacional de lo que está pasando hoy en Venezuela, ustedes van a quedar en la historia como “esos locos”que se quedaron a luchar por el país que los vió nacer, esos locos que no quieren un país comunista, esos locos que luchan por el cambio, esos locos a los que no les da miedo, ni mucho menos pena morir por una bandera. Ustedes son quienes están decidiendo el futuro del país, más allá de los asesinatos que ocurran a manos de colectivos o GNB ustedes saben que por cada uno que mueran son 100 más que salen a la calle.

Si sé de algo es que las fuerzas cuando se unen tumban lo que sean, no hay ejercito que aguante la ira y resentimiento de un país que quiere un cambio y ustedes son chamos que solo conocen una forma de gobierno y se dieron cuenta que no quieren eso para el resto de sus vidas, ustedes con cada piedra que lanzan, con cada perdigón que aguantan, con cada bombas que los ahoga y sobre todo con cada amigo muerto que ven en las calles se llenan más de valor y ya esto no lo para nadie. No sé si quedan meses o años para que esto cambié, pero de lo que si estoy seguro es que ustedes son esos “Chamos locos” que harán que esto caiga. Son los que están haciendo que los que nos volvimos indiferentes por varios años volvamos a creer que el cambio se va a dar, un cambio que se da en la calle y no con papeletas electorales, como dice la canción “Sin sangre no hay cambio”

Y por último solo quiero decirles que siempre estén organizados, siempre estén atentos “al nuevo”, ya sabemos que el gobierno filtra gente en estas manifestaciones. Organización, perseverancia y sobre todo fuerza.

Vivan todos ustedes y su lucha ¡Arriba carajo!